Una cuestión de Honestidad

Noticia publicada el 06/09/2018

violin autentico o falso


Una cuestión de Honestidad

 
Cuando emprendimos el proyecto de Violines de Luthier, y en base a toda nuestra experiencia previa en alta luthería, ya éramos conscientes que en el mundo de la cuerda frotada, violines, violas, cellos.. encontraríamos muchas malas prácticas.
 
Por este motivo decidimos contar desde el principio, especialmente en la gama profesional, con instrumentos de los mejores y más prestigiosos Luthiers y además con la doble certificación, la del propio Luthier y la otorgada además por el "Consorzio Liutai Antonio Stradivari de Cremona", que queda registrada también en la Cámara de Comercio Italiana.
 
Con esta doble certificación queríamos dar transparencia, seguridad, y confianza a aquellos profesionales que adquirían un instrumento de alta gama y valor.
 
Y el tiempo nos ha dado la razón. Son muchos los clientes que han confiado en nuestra propuesta, no solo por la altísima calidad de nuestros instrumento sino y además por la confianza y seguridad de que hasta el último Euro invertido en uno de nuestros instrumentos lo valen, su valor está asegurado y su certificación lo demuestra y confirma.
 
Pero en todo este tiempo la sorpresa por lo que nos hemos encontrado ha sido mayúscula, no tendríamos páginas para contar todas las malas prácticas que hemos visto, la realidad superó con creces nuestras previsiones. Estas son solo algunas de ellas:
 
- Instrumentos chinos de bajo valor vendidos por reputados luthiers, supuestamente construidos en su taller y vendidos a precios que no lo valen, ni de lejos.
 
- Profesores que por una comisión son capaces de aconsejarles a sus alumnos cualquier instrumento, a veces incluso no válidos para sus estudios, con tal de llevarse un dinerito.
 
- "Marchantes", vendedores ambulantes especializados en vender supuestos instrumentos antiguos, que en realidad son auténticas baratijas, instrumentos sin ningún valor, sin garantías y que al poco tiempo empiezan a desmontarse o a quebrarse y del cual el "Merchante" luego no quiere saber nada.
 
- Tiendas de supuesto prestigio que no les importa vender copias baratas de instrumentos construidos en Polonia o Rumanía con certificados falsos a precios de instrumentos italianos de prestigiosos luthiers. Por decirlo claro, violines falsos que no valen ni 800 € vendidos por más de 10.000 € del verdadero original.
 
 
- Falsas etiquetas, falsas certificaciones, copias de violines vendidos como originales, falsos violines antiguos....
 
 
 
Y a esto hay que decir alto y claro, ¡ya basta!, ¡basta de timar a la gente!, ¡basta a la falta de honestidad y seriedad!.
 
Entiéndase bien, no queremos decir que todos los luthiers sean deshonestos, desde luego que no, tampoco que todos los profesores lo sean, desde luego que no.
 
En este mundo hay también profesionales muy serios y que demuestran con su trabajo diario y por su carrera, una honestidad y una seriedad intachables.
 
Pero los hay también que no lo son.
 
Tampoco queremos decir que todos los instrumentos chinos sean de mala calidad.  Pero es lógico informar al cliente que compra un instrumento de la verdadera procedencia del violín y de los trabajos que el luthier ha realizado en el instrumento, así el cliente sabe lo que compra. Porque no informarle con rigor, o falsear la información es prácticamente sinónimo de engaño o estafa.
Si el violín es chino, no pasa nada, pero que se lo digan.
 
Por todo esto, a los futuros compradores les damos unas sencillas  recomendaciones:
 
- Una básica, nadie da Euros por céntimos: desconfíe si le ofrecen algo muy bueno a un precio super bajo. Nadie vende un buen Mercedes a precio de Seat.
 
- Pida siempre garantías, de autenticidad, de devolución, de mantenimiento.
 
- Acuda a establecimientos solventes y confiables que le den seguridad y servicio a largo plazo.
 
- Pregunte, pregunte y pregunte.. por todo, por la procedencia de las maderas, por el trabajo que hizo el luthier, por el barnizado, por la autenticidad del luthier... y contraste esta información, hasta estar seguro de que le dicen la verdad.
 
- Evite a los comerciales ambulantes, puede que compre barato, pero comprará un problema seguro.
 
- Y por último, mucho ojo con la compra de instrumentos antiguos, donde se concentra la mayor partes los timos. Compre solo instrumentos antiguos certificados o doblemente certificados. Le costará más, pero sabrá con seguridad lo que está comprando.
 
 
 
Esperamos que todo lo expuesto anteriormente solo le valga de ayuda y orientación, pero que nunca le desanime de su pasión, afición o profesión.
 
 
Cuente con nosotros, estamos siempre para ayudarle.
Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. aceptar